Parador de Zamora (Zamora/Zamora)

Hotel Parador de Zamora ( Zamora / Zamora )

Plaza de Viriato 5 49001 Zamora (Castilla y León|España)

Teléfono:
980514497
Telf. Alternativo:
902547979
fax:
980530063

Descripción

En 1453, el conde de Alba y Aliste fijó su residencia en el centro de Zamora. El palacio, destruido parcialmente durante la revuelta de los comuneros, fue reedificado medio siglo después por sus descendientes, que lo agrandaron y embellecieron según los cánones renacentistas. A finales del siglo XVIII se convirtió en hospicio de menores bajo la denominación de Nuestra Señora del Tránsito, retratado por el hijo de Ramón J. Sender en la novela Muerte en Zamora.

Hay mucho más por descubrir... ¿seguimos? Pincha la Crítica de Fernando Gallardo.

Datos de interés

Habitaciones:

individuales: 1, dobles: 43, dobles especiales: 2, junior suites: 6;
todas con calefacción, aire acondicionado, camas kingsize, monitor plano de TV LCD/Plasma, TV satelite, TV Canal Plus, mesa de trabajo, caja fuerte, minibar de pago, habitaciones no fumadores, carta almohadas, secador de pelo


Instalaciones:

Salida a las 17 horas, garaje, piscina exterior, salas de convenciones con capacidad para 120personas , gimnasio, sauna, salón de estar


Comidas:

bar cafetería, restaurante


Discapacitados:

algunas habitaciones adaptadas para discapacitados


Cierra:

Nunca.


Gerente:

Gonzalo Alejo Mielgo

Tarifas

 
Precios Orientativos

Hab. individual

126,40-140,80 €

Hab. doble

158-171 €

Hab. doble especial

190-212 €

Hab. triple

213,30-237,60 €

Junior Suite

238-264 €

Desayuno

16 €

Almuerzo

33 €

Cena

33 €

Garaje

15,50 €

Media pensión

101,50 €

Fin de semana

135 €

Tarifa corporativa

95 €

 

Tarjetas de crédito: AE, DC, EC, MC, V

 

IVA (8%) no incluido

 

Crítica de Fernando Gallardo

En 1453, el conde de Alba y Aliste fijó su residencia en el centro de Zamora. El palacio, destruido parcialmente durante la revuelta de los comuneros, fue reedificado medio siglo después por sus descendientes, que lo agrandaron y embellecieron según los cánones renacentistas.

A finales del siglo XVIII se convirtió en hospicio de menores bajo la denominación de Nuestra Señora del Tránsito, retratado por el hijo de Ramón J. Sender en la novela Muerte en Zamora. Y, por fin, en 1968, inició su itinerario definitivo como parador de turismo. Los últimos retoques dados al interior, excesivamente decorativos o escenográficos, contrastan con la austeridad de los sillares dorados sobre los que se asienta el edificio original.

Un orbe de frescos, cortinajes y techos coloreados ha reemplazado sin más a los bargueños, arcones y tapices de la Real Fábrica que sustentaban su vetusta ornamentación. Incluso el anexo recién construido dista mucho de ofrecer, por dentro y por fuera, el empaque arquitectónico del palacio. Los huéspedes más fieles siguen reconociendo en él una monumentalidad excepcional.

El claustro en doble galería, festoneado de arcos y medallones, sirve para ilustrar como ningún otro la particularidad del Renacimiento en España. Una espléndida escalera, encuadrada en torno a una armadura ecuestre, resume en piedra labrada sus verdaderas señas de identidad.


COMER:

Arroz a la zamorana en el Parador


ALREDEDORES:

La Catedral, el Castillo, la Muralla, el Convento de las Dueñas, las iglesias del Espíritu Santo, de la Magdalena y de San Cipriano


ACTIVIDADES:

La ribera del Duero es el lugar idóneo para practicar el senderismo. Excursiones al Parque Natural de Arribes del Duero, a Águeda y al lago de Sanabria.


Opiniones




Favoritos Compartir
  Mapa del Hotel
publicidad
Favoritos Compartir

nuestros proyectos

           

notodohoteles.com es un proyecto de