Posada de Santa Quiteria (Somaén/Soria)

Hotel Posada de Santa Quiteria ( Somaén / Soria )

Calle Barrio Alto 8 42257 Somaén /Soria (Castilla y León|España)

Teléfono:
975320393
fax:
975320153

Descripción

Apabullante por su buen gusto y diseño. Así merece ser calificado el trabajo reciente de Manuel de la Torre en Somaén, un pueblecito mínimo coronado por un castillo del siglo XI frente al desfiladero del río Jalón, en la antigua carretera Madrid-Zaragoza. Sobre los restos de una casona que durante el siglo XVIII servía a los cobros del portazgo por cruzar la frontera entre Aragón y Castilla, este arquitecto y restaurador madrileño ha elevado a la máxima expresión del arte el concepto hasta ahora mundano de un hotel con encanto.

Entusiasta de la rehabilitación arquitectónica y rastreador empedernido de almonedas y anticuarios, su posada es un escaparate híbrido entre el clasicismo dieciochesco y la esencialidad contemporánea en el que cada pieza decorativa habla por sí misma con una elegancia poco común en otros alojamientos turísticos sorianos.

Balcones del siglo XV, viguería del XVI, chimeneas del XVII, herrajes de nariz, sillones de barbería, lámparas de plumas de faisán y de gallina de Guinea... Y, sin miedo al mestizaje, butacones de Le Corbusier, sillas de Charles Eames, mesas de Norman Foster, pasamanería de Philippe Starck o una retablo de Las Meninas en acero corten tomado prestado de Manolo Valdés...

Escalonada como todo el pueblo, la posada eleva su armazón de piedra, madera y hierro sobre un jardín de césped y traviesas de ferrocarril en cuarterones mimado hasta en sus más recoletos miradores. El anexo recientemente abierto del castillo de Somaén ha concedido al establecimiento tres dormitorios y tres salones más. En verano, una pérgola colgada sobre el vacío invita a una cena íntima a la luz de las velas.

Datos de interés

Habitaciones:

dobles: 6, junior suites: 1, suites: 3;
todas con calefacción, aire acondicionado, camas kingsize, acceso a internet, Tv color, monitor plano de TV LCD/Plasma, TV satelite, TV Canal Plus, radio, lector DVD, mesa de trabajo, caja fuerte, minibar de pago, cafetera, plancha, frutas de bienvenida, carta almohadas, albornoz, secador de pelo


Instalaciones:

servicio 24 horas, garaje, jardín, piscina exterior, salas de convenciones con capacidad para 15personas , salón de estar, chimenea, salón de billar


Comidas:

bar cafetería, restaurante


Se permite fumar



+ hoteles para fumadores


Mascotas:

admitidas

Sólo animales pequeños


Cierra:

Del 10 de enero al 10 de febrero de 2011.


Gerente:

María Graciela Hirsch

Tarifas

 
Precios Orientativos

Hab. doble especial

-197 €

Suite

-252 €

 

Tarjetas de crédito: AE, MC, V, 6000

 

IVA (8%) no incluido

 

Crítica de Fernando Gallardo

Apabullante por su buen gusto y diseño. Así merece ser calificado el trabajo reciente de Manuel de la Torre en Somaén, un pueblecito mínimo coronado por un castillo del siglo XI frente al desfiladero del río Jalón, en la antigua carretera Madrid-Zaragoza.

Sobre los restos de una casona que durante el siglo XVIII servía a los cobros del portazgo por cruzar la frontera entre Aragón y Castilla, este arquitecto y restaurador madrileño ha elevado a la máxima expresión del arte el concepto hasta ahora mundano de un hotel con encanto. Entusiasta de la rehabilitación arquitectónica y rastreador empedernido de almonedas y anticuarios, su posada es un escaparate híbrido entre el clasicismo dieciochesco y la esencialidad contemporánea en el que cada pieza decorativa habla por sí misma con una elegancia poco común en otros alojamientos turísticos sorianos.

Balcones del siglo XV, viguería del XVI, chimeneas del XVII, herrajes de nariz, sillones de barbería, lámparas de plumas de faisán y de gallina de Guinea... Y, sin miedo al mestizaje, butacones de Le Corbusier, sillas de Charles Eames, mesas de Norman Foster, pasamanería de Philippe Starck o una retablo de Las Meninas en acero corten tomado prestado de Manolo Valdés...

Escalonada como todo el pueblo, la posada eleva su armazón de piedra, madera y hierro sobre un jardín de césped y traviesas de ferrocarril en cuarterones mimado hasta en sus más recoletos miradores. El anexo recientemente abierto del castillo de Somaén ha concedido al establecimiento tres dormitorios y tres salones más. En verano, una pérgola colgada sobre el vacío invita a una cena íntima a la luz de las velas. Bajo un cobertizo se esconde, a mayor inri, un Rolls-Royce que perteneció a la Reina Madre de Inglaterra, hoy al alcance de cualquier huésped que pague los 600 euros que cuesta su alquiler por un día.

El ambiente ofrece mayor refinamiento, si cabe, de puertas adentro. La planta baja proyecta los espacios comunes, como la recepción y el comedor, además de una suite novelesca. Otra suite de 150 metros cuadrados se beneficia de una construcción aparte junto a la piscina, con vistas al roquedo. Un piso más arriba, las habitaciones yuxtaponen confort y lujo en un sinfín de detalles: todas con chimenea propia, vestidor y ducha en un holgado cuarto de baño, amén de un equipamiento electrodoméstico presidido por una pantalla de televisión de cristal líquido.

Pero lo más vistoso reside en el enorme salón de la planta superior, bajo una atrevida estructura de madera con pendolón central colgante suspendido en el aire sin ningún apoyo. Tres grandes lucernarios permiten avistar desde el sofá el vuelo de los buitres. Al fondo, una pantalla de plasma compite con sendos ventanales por ofrecer la panorámica más abierta y enrojecida de la hoz del Jalón.


LO MEJOR:

Bajo un cobertizo se esconde un Rolls-Royce que perteneció a la Reina Madre de Inglaterra, hoy al alcance de cualquier huésped que pague los 600 euros que cuesta su alquiler por un día.


HABITACIONES RECOMENDABLES:

La planta baja proyecta los espacios comunes, como la recepción y el comedor, además de una suite novelesca. Otra suite de 150 metros cuadrados se beneficia de una construcción aparte junto a la piscina, con vistas al roquedo. Un piso más arriba, las habitaciones yuxtaponen confort y lujo en un sinfín de detalles: todas con chimenea propia, vestidor y ducha en un holgado cuarto de baño, amén de un equipamiento electrodoméstico presidido por una pantalla de televisión de cristal líquido.


HABITACIONES CON VISTAS:

Lo más vistoso reside en el enorme salón de la planta superior, bajo una atrevida estructura de madera con pendolón central colgante suspendido en el aire sin ningún apoyo. Tres grandes lucernarios permiten avistar desde el sofá el vuelo de los buitres. Al fondo, una pantalla de plasma compite con sendos ventanales por ofrecer la panorámica más abierta y enrojecida de la hoz del Jalón.


Opiniones




Íbamos con mucha ilusión y resulto decepcionante. Reservamos habitación con cama de matrimonio y nos dieron una con doble cama, (la directora mal) tuvimos reclamar para lograr el cambio. En la habitación 4 no se puede descansar/dormir hasta las 11,00 de la noche por el ruido del extractor de la cocina. Las toallas estaban sucias. La televisión tiene el TDT separada y tienes que tener los dos mandos. La sensación general es que está mal gestionado, en decadencia, una lástima... Como no nos quedamos los tres días que teníamos reservados hemos reclamado y Hotusa se ha portado fatal, nos ha cobrado la noche a precio de suite.

jordi@ambarpartners.net, 03/11/2011

Acabamos de venir de Soria y hemos pasado una noche en este fantástico hotel. De hecho nos desvíamos de la ruta inicialmente prevista para poder conocerlo y de bien seguro que ha valido la pena. La ubicación en el desfiladero del río Jalon es estupenda, las instalaciones son sorprendentes, la decoración aún más y el servicio encantador. Pese a que coincidió que hizo mucho calor las instalaciones del hotel (altos techos, aire acondicionado, ventiladores y piscina) hicieron que ni nos diéramos cuenta. La comida muy buena y tranquilidad en grado máximo. Para los amantes de los pájaros decir que mientras disfrutábamos de la piscina se veía como sobrevolaban unos "pajarracos" enormes (que no supimos identificar). Si hemos de encontrar un "pero" señalar que entre el parking y la recepción y/o habitaciones del hotel hay un desnivel importante, y que si vas cargado y hace calor (como fue nuestro caso) se hizo un poco pesado el traslado (nada que un buen baño no pudiera remediar). Considerando el entorno y las instalaciones encontramos la relación calidad-precio muy correcta (estuvimos en una habitacion de las normales. Considerando los estupendos espacios comunes la verdad es que no añoramos más metros en la habitación). Queda apuntado para volver!

jmferrer@tauvs.com, 10/07/2010

Totalmente recomendable si se busca de verdad desconectar del resto del mundo... En un entorno tranquilo con un paisaje original y embaucador. Posibilidad de hacer pequeñas excursiones por los alrededores sin necesidad de darte la paliza a hacer kilómetros. Y en cuanto al hotel, nada más entrar invita al descanso, al disfrute de unos días de tranquilidad, con un personal verdaderamente amable y pendiente del cliente y con unos espacios cómodos, luminosos y llenos de sorpresas en lo que a la decoración se refiere. Nuestra habitación, preciosa! Todo al detalle. Y ya no hablemos de lo bien que se come, en un salón todo acristalado que parece como si estuvieras en medio del jardín, el cual merece también la pena recorrer. Lástima que no fuera verano, porque la piscina es alucinante, pero volveré!!!

jmardones@gmail.com, 20/05/2010

Personalmente, es el mejor hotel que he estado en mi vida. Un entorno idílico, pocas habitaciones (pareces dueño de un castillo por un día). Recomiendo ir sin duda y dejo mi e-mail para que me agradezcan el haberles dado este consejo.

borjalaiseca@hotmail.com, 17/11/2009

Pues la verdad es que el hotel está muy bien, pero no vale el precio que cobran. El servicio, aunque especialmente amable, resulta escaso. La decoración es en algunos sitios demasiado intensa, incluso mezclando antigüedades muy bien restauradas con elementos modernos desaconsejados por completo para una casa rural de ese estilo. El parking está a una altura considerable, lo que obliga a "arrastrar" literalmente las maletas sin que tan siquiera ofrezcan ayuda con las mismas. Por último, pregunten si hay niños alojados porque la insonorización de las habitaciones es bastante mejorable.

manfc@hotmail.com, 13/11/2009

Favoritos Compartir
  Mapa del Hotel
publicidad
Favoritos Compartir

nuestros proyectos

           

notodohoteles.com es un proyecto de