Hotel Iriarte Jauregia ( Bidania / Guipúzcoa )

Calle Eliz Bailara 8 20496 Bidania /Guipúzcoa (País Vasco|España)

Teléfono:
943681234
fax:
943681235

Descripción

Lo que fue el Palacio Iriarte, con fecha en el siglo XVII, es desde 2009 reluciente hotel de cuatro estrellas a ocho kilómetros de la nacional que conecta Madrid con Irún. El robusto armazón de piedra con cubierta de teja y blasón en el frente, sobre la hilera de balcones, se asienta sobre una llanura de la que aprovecha 7.000 metros cuadrados de espacio ajardinado provistos de árboles centenarios dentro de los límites de la finca. Al otro lado del muro de piedra, un puñado de caseríos y el paisaje de bosques y montañas propios del interior de la provincia. De noche, un vistoso juego de luces ilumina fachada y jardín.

Un pórtico acristalado de tres arcos conduce a la entrada principal, empedrada, y de esta al atrio columnado, justo antes de pasar por recepción. Desde ella se advierte el resultado de la rehabilitación, respetuosa pero también algo intervencionista para airear el paso del tiempo. Los salones nobles y señoriales, y el recorrido por las zonas comunes, no saben a rancio, muy al contrario en ellos priman la luminosidad y la exhibición de contadas piezas de anticuario, seleccionadas para no empalagar, combinadas con recursos resueltos con materiales actuales como el cristal o el hierro. Eso sí, una buena chimenea de piedra, cálidas alfombras, piso de madera crujiente… En la biblioteca, maderas nobles, lámpara de cristal, espejos y cuadros de marcos dorados.

Y en las habitaciones se siente el poso de la historia pero se enjuaga con colores neutros, texturas más contemporáneas o cuartos de baño transparentes. Algunas exhiben camas con dosel vaporoso, otras con tremendo baldaquino de madera labrada. Unas forran sus paredes con papel, otras las pintan de color salmón. Unas son más clásicas, otras más modernas con líneas rectas y vistas más presentes al entorno exterior. En casi todas se deja ver la viguería de los techos, sobre todo las buhardilla, y no se olvidan de su apartado tecnológico con plasmas de 32 pulgadas y wifi gratuito. La suite, de 75 metros cuadrados, ocupa las antiguas dependencias de los señores del palacio.

Tras años de aprendizaje con Iñaki Aguirre, Karlos Arguiñano, Juan Mari Arzak o Paul Bocuse, después de ser segundo de abordo en el restaurante Akelarre de Pedro Subijana participando del departamente de I+D+I, y actualmente siendo miembro del departamento de I+D+I en el Basque Culinary Center de San Sebastian, Enrique Fleischmann abre en el hotel su proyecto más personal llamado Bailara Restaurant.

Datos de interés

Habitaciones:

individuales: 2, dobles: 9, dobles especiales: 7, triples: 4, junior suites: 1, suites: 1;
todas con calefacción, aire acondicionado, camas kingsize, acceso a internet, Tv color, monitor plano de TV LCD/Plasma, TV satelite, TV Canal Plus, mesa de trabajo, caja fuerte, minibar gratis, habitaciones no fumadores, secador de pelo


Instalaciones:

servicio 24 horas, jardín, salas de convenciones con capacidad para 16personas , salón de estar, chimenea, business centre


Comidas:

bar cafetería, restaurante, restaurante al aire libre


Discapacitados:

algunas habitaciones adaptadas para discapacitados


Mascotas:

admitidas

Bajo petición


Cierra:

Del 10 de diciembre al 15 de enero.


Gerente:

Iban Muñoa Sáinz

Tarifas

 
Precios Orientativos

Hab. individual

86-120 €

Hab. doble

136-158 €

Hab. doble especial

165-185 €

Suite

215-250 €

 

Tarjetas de crédito: AE, DC, EC, MC, V, 6000

 

IVA (8%) no incluido

 

Opiniones




Un soplo de aire fresco a principios del septiembre pasado. El lugar te permite disfrutar plenamente de la naturaleza y olvidarte de que existe algo más allá de esas colinas. El interior del hotel no va del todo en consonancia con mis gustos en algunas zonas, sin ir más lejos, en la recepción. Y creo que le falta algún retoque para acabar esa transición de casona típica de mobiliario pesado a otra más diáfana. Lo mejor, el exterior. Sus desayunos con olor a hierba y con rumor cercano de ganado. La invitación a los paseos y la perenne vegetación que no parece sufrir sequías. Justo en el momento que estuve habían nacido ya los crocus silvestres de otoño bajo los árboles cercanos al aparcamiento. ¿Qué más se puede pedir?

emvimu@telefonica.net, 20/04/2012

Hotel con encanto de gran categoría, situado en un entorno rural (Bidania). En una casona típica vasca de piedra y con un entorno impresionante, entre verdes colinas y caseríos. El comienzo en el hotel realmente fue bastante negativo, ya que tras realizar el check-in, bajamos a cenar o al menos “picar” algo en el hotel (10.00 de la noche) y nos encontramos con que, de muy malas maneras y con poca educación, la recepcionista nos comunicó que el restaurante estaba lleno y que nos fuéramos hasta el pueblo, de noche y con un bebé de meses… tras solicitar hablar con el director (muy amable y atento) nos solucionó rápidamente el problema, preparándonos un snack en el bar. En mi humilde opinión, hay que formar/seleccionar con cuidado al personal de recepción, y más en un hotel de 4 estrellas; ya que son la persona de referencia de los huéspedes con el hotel y una mala primera impresión puede generar una imagen muy negativa del hotel (que en este caso no se merece para nada). Si bien, es cierto que el resto del personal fue muy amable, aunque quizá ligeramente saturado en horas punta, como el desayuno. Contra todo pronóstico y pese a que el comienzo fue negativo, el hotel nos ha cautivado; amplias habitaciones con una decoración que mezcla lo tradicional de la propia casona, con elementos modernos, como los escritorios de chapa o unos generosisísimos baños con unos amenities fantásticos. Las camas enormes y comodísimas son un gran punto a favor. Así como el desayuno, con un excelente buffet con bollería y mermelada caseras, zumo natural, embutido de primera calidad… en un salón-comedor maravillosamente bien decorado… un lujo de desayuno (y de servicio). Otro punto positivo de mi estancia fue, que nos permitieron amablemente hacer un late check-out sin cargo alguno; un detalle muy a valorar. En definitiva, un precioso hotel en un entorno fascinante.

pedrufo16@hotmail.com, 15/11/2010

Uno de los mejores hoteles en los que he estado. Merece muchísimo la pena, pues las habitaciones son preciosas y el exterior, impresionante. El personal es muy amable.

mimitosricos@gmail.com, 08/09/2010

Favoritos Compartir
  Mapa del Hotel
publicidad
Favoritos Compartir

nuestros proyectos

       

notodohoteles.com es un proyecto de