Hotel Pousada do Convento de Belmonte ( Belmonte / Castelo Branco )

Convento do Belmonte 6250 Belmonte /Castelo Branco (Beira Interior|Portugal)

Teléfono:
+351275910300
fax:
+351275910310

Descripción

No sería fácil explicarle a José Cabral, descendiente del conquistador de Brasil, que las tierras que donó a la Orden Tercera de los franciscanos para que fundaran el monasterio de Nostra Senhora da Esperança en 1563, acogen, cinco siglos después, esta pousada, orgullosa de su intacta estructura sobre el río Zêzere y la sierra de Estrela, Sus interiores han sabido conjugar el rusticismo de raíces portuguesas con la filosofía ornamental del minimalismo. Sorprende el patio, de sillería maciza, cubierto por una suerte de jaima de plexiglás translúcido que produce un original efecto envolvente durante la noche y un estético placer durante el día, con su exposición de acuarelas amenizada con música clásica.

¿Quieres saber qué otros placeres esconde esta pousada? Fernando Gallardo te lo cuenta.

Datos de interés

Habitaciones:

dobles: 22, dobles especiales: 1, junior suites: 1, suites: 1;
todas con calefacción, aire acondicionado, camas kingsize, acceso a internet, TV satelite, mesa de trabajo, caja fuerte, minibar de pago, frutas de bienvenida, habitaciones no fumadores, albornoz, secador de pelo


Instalaciones:

servicio 24 horas, salas de convenciones con capacidad para 70personas


Comidas:

restaurante


Cierra:

Nunca.


Gerente:

Liliana Andrade

Tarifas

 
Precios Orientativos

Hab. doble

98 €

Hab. doble especial

118 €

 

Tarjetas de crédito: AE, DC, EC, MC, V

 

IVA (5%) no incluido

 

Crítica de Fernando Gallardo

No sería fácil explicarle a José Cabral, descendiente del conquistador de Brasil, que las tierras que donó a la Orden Tercera de los franciscanos para que fundaran el monasterio de Nostra Senhora da Esperança en 1563, se han rendido al imperio del diseño de vanguardia con fines turísticos, cinco siglos después.

En realidad ni siquiera es fácil, a día de hoy, explicar eso del equilibrio entre tradición y vanguardia sin que sólo oirlo suene a lugar común. Y sin embargo no lo es.

El convento presume hoy de su intacta estructura sobre el río Zêzere y la sierra de Estrela, muy cerca de la villa natal del propio Pedro Álvares Cabral. Pero sus interiores han experimentado un proceso de simplificación minimalista que ha sabido jugar con los códigos rústicos y tal vez, por eso, no ha perdido calidez y sin embargo ha ganado en frescura. El arraigo portugués permanece en las flores secas, los baules de ratán, los cestos de mimbre... Y, a la vez, como vistiéndose de novia futurista, el espacio se impregna de tonos neutros, cremas, blancos, gasas vaporosas... Sobre el suelo de barro cubierto de jarapas y con las arpilleras estampadas en flores. Hierro en el galán de unas alcobas cuyos muros expresan con tintura envejecida la melancolía de siglos y con pequeños cuadritos botánicos la belleza en su justa medida.

De sillería maciza, el patio sorprende, cubierto por una suerte de jaima de plexiglás translúcido que produce un original efecto envolvente durante la noche y un estético placer durante el día, con su exposición de acuarelas amenizada con música clásica. El restaurante con artesonado de aire escandinavo y la piscina, volada sobre el valle, deparan otros placeres, igual de paganos que gratificantes para el turista religiosamente exigente.


LO MEJOR:

Su apuesta por un minimalismo arraigado a la tierra, y no copiado de Oriente.


LO PEOR:

La carpintería de las puertas, en tono sanguíneo, y la ausencia de unas luces apropiadas para leer en la cama.


HABITACIONES RECOMENDABLES:

En la planta alta, destaca la terraza de madera de teca de la habitación Frei Pedro (309), así como la suite O Guardao (el Portero).


ALREDEDORES:

Ruinas romanas de Centum Centella. Serra da Estrela (20 km). Engloba el parque natural homónimo. De elevadas montañas cubiertas de nieve es famosa por el queso de la tierra y por los perros pastores autóctonos que cuidan los rebaños. Herencias de las glaciaciones cuaternarias como el valle glaciar del río Zêzere, cascadas del Poço do Inferno, las aguas medicinales de Caldas de Manteigas; cima Estrela, el pico más alto de Portugal. Guarda (24 km). La población más alta de Portugal. Murallas del siglo XII, castillo románico-gótico; Porta dos Ferreiros, Porta da Erva, Porta d’ El-Rei y la Porta Falsa. Covilhã (24 km). A la entrada de la Serra da Estrela, conserva parte de su muralla medieval; la huella de los judíos en su casco histórico y la de los cristianos en las iglesias de la Concepción y el Santo Cristo; importante complejo turístico de deportes de invierno. Manteigas (28 km). Típico pueblo de montaña en plena Serra da Estrela.


ACTIVIDADES:

Roteiro das varandas floridas: recorrido por los balcones y patios con flores. Ruta de los altares y ruta de las fuentes. El 26 de abril, se conmemora la primera misa celebrada en Brasil, en el año 1500. Fiesta da Nossa Senhora da Esperança, 26 de abril; fiesta de Santo Antão, último Domingo de mayo; fiesta do Corpo de Deus e do Senhor dos Passos. Manteigas: Feria del queso y feria canina, durante el carnaval.


Opiniones




Favoritos Compartir
  Mapa del Hotel
publicidad
Favoritos Compartir

nuestros proyectos

       

notodohoteles.com es un proyecto de