Hotel Casona de la Paca ( Cudillero / Asturias )

Lugar El Pito 33150 Cudillero /Asturias (Asturias|España)

Teléfono:
985591303
fax:
985591316

Descripción

Próxima al puerto pesquero de Cudillero, en lo alto de un monte conocido por El Pito, esta casona de indianos evoca la leyenda de aquellos que hicieron las Américas en las postrimerías del siglo XIX. Desde el portalón de entrada hasta su fachada neoclásica y aun sus cremosos interiores, el color de los tiempos pasados bienviene a los viajeros de hoy gracias al trabajo respetuoso de Montse Abad. Naranjas, sanguinos y almagres. Blancos y verdes. Azules oceánicos. Dueña cordial del exotismo indiano -camelias, magnolias, robles y araucarias en el jardín-, la señora Montse mima su casa -nuestro hotelito con encanto- con algo más que plantas y flores.

El salón principal divide su espacio en lectura y refrigerio, siempre al calor de la chimenea, mientras que el de desayunos muta en sala de estar, juegos y reuniones. Una galería acristalada configura el nuevo salón de verano, convertido también en aula para pequeñas empresas.

Distribuidos en dos plantas comunicadas a modo de corrala, herencia de las antiguas cuadras, los apartamentos anexos antes dispensaban unas hechuras más rústicas que las habitaciones interiores, con suelos de madera listada y lámparas originales de paño en espiral. Ahora, recién renovados, presentan un aire más moderno, más amplios y modernos que antes. En total, cuatro estudios y 4 apartamentos con un dormitorio separado. Éstas suelen ser las estancias preferidas por las familias con niños, que disponen hasta de un jardincito propio para dar rienda suelta a su jovialidad. Bizcochos, rosquillas y leche frita de desayuno. Delicias y coquetería de una casona asturiana nacida en 1877.

Merece la pena reseñar el esfuerzo que la casa ha dedicado a instalar geotermia en todo el hotel, tanto para el agua caliente como para la calefacción, por lo que ya no se utiliza ningún tipo de energía fósil y contaminante.

Si la noche no está de llover apetecería un paseo a pie hasta el restaurante El Pescador. Imposible quedarse a cenar en casa.

Datos de interés

Habitaciones:

individuales: 1, dobles: 11, dobles especiales: 5, triples: 1, suites: 2, apartamentos: 8;
todas con calefacción, acceso a internet, ordenador personal, Tv color, monitor plano de TV LCD/Plasma, caja fuerte, plancha, frutas de bienvenida, habitaciones no fumadores, secador de pelo


Instalaciones:

servicio 24 horas, jardín, piscina exterior, salas de convenciones con capacidad para 15personas , salón de estar


Comidas:

bar cafetería


Discapacitados:

algunas habitaciones adaptadas para discapacitados


Mascotas:

admitidas

Solo en apartamentos.


Cierra:

Del 9 de diciembre al 13 de febrero.


Gerente:

Monserrat Abad

Tarifas

 
Precios Orientativos

Hab. individual

61,60-89,10 €

Hab. doble

80,30-106,70 €

Hab. doble especial

100,10-125,40 €

Hab. triple

107,80-140,20 €

Suite

116,60-141,90 €

Desayuno

9,13 €

 

Tarjetas de crédito: MC, V, 6000

 

Impuestos incluidos

 

Acceso y transporte

Estación de ferrocarril
Oviedo
Autobuses
Desde Avilés y Oviedo. En ambas ciudades la estación de autobuses y la estación de renfe están juntas. Frecuencia de autobusés desde Oviedo hacia Avilés. Desde Avilés hacia Cudillero el autobús sale cada dos horas a partir de las 7h30. La parada en la que hay que bajarse es El Pito.
Taxi
Coger en las estaciones de Avilés u Oviedo un taxi e indicar El Pito (Cudillero). Indicar el nombre del hotel, situado a la entrada del Tolombreo. Precio desde Oviedo: 50 € apróx. Desde Avilés: 25 €.

Crítica de Fernando Gallardo

No muy diferente al aspecto actual lucía cuando a finales del XIX, un importante indiano recién llegado de hacer fortuna en las Américas se instalara en este hermoso rincón asturiano. Fiel a la costumbre, importó la silueta neoclásica a la construcción, al tiempo que la vegetación exótica reverdecía el paisaje, ya de por sí húmedo y frondoso. El perfume de aquellos lejanos lugares, desprendido por las especies y árboles centenarios recorre el recinto tras una vistosa verja de azagayas e invita a un generoso baño en la piscina. A modo de pastel rosáceo, el cubo de piedra demuestra un carácter eminentemente señorial.
En el interior, Montse Abad ha procurado preservar tal aroma, en una acogedora distribución espacial y en la aplicación detallista de colores y mobiliario. Confortables butacas y sofás, iluminados por múltiples y coquetas lámparas que incitan a una apacible lectura. Espacios caldeados por la chimenea, imprescindible en épocas destempladas.
Las estancias prolongan la tendencia de dicha restauración ornamental, aunque cuatro de ellas se valen de unas dimensiones un tanto reducidas. De similar tamaño en proporción, irrumpen los apartamentos adosados en el edificio anexo. La diferencia más notable nos lleva a un cambio apreciable en su interiorismo, más cercano a un rusticismo montañero, de aires rurales.


LO MEJOR:

La amabilidad de la propietaria, Montse Abad, y el encanto de Cudillero a sus espaldas.


LO PEOR:

El reducido espacio de algunas estancias.


COMER:

A falta de restaurante en la casona, la plaza de Cudillero ofrece multitud de lugares para la cena o un aperitivo de chigre asturiano. Ya en coche, hay buena caldereta y parrillada de marisco en Mariño (Concha de Artedo, s/n)


ALREDEDORES:

Palacio de Selgas, jardines y diversas obras de arte. Ruta de los Miradores, desde la playa de Aguilar a Somao. Senda costera desde la playa de Aguilar hasta San Esteban de Pravia. Playas de la Concha de Artedo (3 km) y Oleiro (4 km). Faro Vidio, en Obiñana y La Cueva (9 km). Las Brañas (10 km). Playa del Silencio (15 km).


ACTIVIDADES:

Rutas a caballo Lamuño. Desde una hora hasta varios días por el Camino de Santiago. Escuela de Buceo Goresa.


El hotel recomienda

Esta hermosa y típica casa de indianos construida en 1877, arropada por un jardín con camelias, magnolios, robles centenarios, araucarias y arces, sedujo a sus actuales propietarios.

Situada sobre este bello pueblo marinero que es Cudillero, en su reconstrucción se ha intentado mantener el estilo indiano original de la vivienda, pero lejos del aire recargado que caracterizaba a las mansiones del s.XIX. Por esta razón ha sido decorada dentro de un estilo colonial, conjugando tapicerías de colores cálidos y estampados de corte moderno. De este modo se consigue recrear una atmósfera muy hogareña en todas sus estancias.

Hace tan sólo unos meses se ha embellecido el edificio con una galería acristalada que ha permitido que algunas habitaciones disfriten de un salón. También se ha creado una sala para pequeñas reuniones de empresa o de profesionales.

El resto de las habitaciones ha sido provista de todos los elementos de confort, mostrando especial cuidado en todos los pequeños detalles.

En los salones, los sofás invitan a sentarse al arrimo de la luz, bien sea del fuego que crepita en la chimenea, o bien a la luz natural que se cuela a raudales por las ventanas. En el salón hay una biblioteca con toda clase de literatura actual para disfrutar en las tardes de orbayu y un pequeño bar para reunirse con los amigos.

LOS DESAYUNOS
La visión del paisaje desde la casona nos incitará a echarnos a andar y conocer los hermosos alrededores, no sin antes degustar el desayuno, donde nos espera un bufé con gustos para paladares dulces y salados. Entre los productos elaborados artesanalmente destacan sus deliciosas torrijas, la leche frita, las rosquillas de anís o los variados bizcochos. Pero si le ha sabido a poco no se prive de unos frixuelos rellenos, del requesón con miel, de los variados embutidos o de unos huevos fritos recién hechos.

EL ENTORNO
Nada más salir de la casa nos espera una empinado camino en continuo descenso hasta llegar a la misma orilla del mar, dónde se encuentra el recogido puerto de Cudillero, en torno al cual trepa el caserío del pueblo. Las vistas durante la bajada son excepcionales.

Cudillero está rodeado de hermosas playas como la de Aguilar, Oleiros y la del Silencio, y de impresionantes paisajes como los acantilados del Cabo Vidío ó de espléndidos conjuntos arquitectónicos como el conjunto palaciego de Selgas.

Además podrá disfrutar de inolvidables momentos recorriendo nuestras rutas de senderismo, descendiendo ríos en piragua, haciendo excursiones a caballo ó haciendo paseos en barco y disfrutando de una estupenda jornada de pesca.

Opiniones




Ventajas VIP

Imprime esta página y preséntala junto con tu tarjeta VIP en la recepción del hotel

Casona de la Paca

En este hotel, por ser socio VIP tienes derecho a:

Obsequio de bienvenida
Prioridad en la lista de espera

(Estas ventajas están sujetas a la disponibilidad del hotel)

¿Quieres saber qué más privilegios obtienes al ser socio VIP de Notodohoteles.com? Pincha aquí

Favoritos Compartir
  Mapa del Hotel
publicidad
Favoritos Compartir

nuestros proyectos

           

notodohoteles.com es un proyecto de