Hotel miKasa Suites & Spa ( Agua Amarga / Almería )

Carretera de Carboneras 20 04149 Agua Amarga /Almería (Andalucía|España)

Teléfono:
950138073
fax:
950138129

Descripción

Como en casa, miKasa es uno de los hotelitos con encanto de más tirón en el parque natural del Cabo de Gata. Manuel Lezcano de Orleans y Lidia Griffith, sus propietarios, echaron raíces hoteleras en el año 1993 y volcaron toda su sapiencia viajera hasta conseguir la hospitalidad anhelada por aquellos que osan atravesar este desierto único de calas y westerns.

Bajo el palio colonial de sus ventiladores de aspas, unos interiores de revista. El oasis diminuto del jardín, de secano a la entrada, se ve florido tras la arquitectura encalada y sus tres piscinas, una de ellas de hidromasaje. Bien vale un madrugón para coger mesa y desayunar como nunca dando cuenta de un bufé tan parco como sabroso, con alguna exquisitez casera a modo de sorpresa matutina.

Las habitaciones, confortables, decoradas con personalidad y cuadros pintados por Ana Cuartero, han sido bautizadas con los recuerdos de unos paraísos más lejanos, vividos en cualquier caso por sus protagonistas: Cala Ermita, Baracoa, Aruba, Malibú, Calarena, Cadaqués... Su obsesión por el silencio es tal que ni siquiera hay teléfono. En un edificio anexo, al otro lado de la calle y junto a la pista de tenis, cabe disfrutar de otras dos habitaciones más y un complejo termal con hidromasaje, sala de mesoterapia, baño de vapor, sillones de masaje y gimnasio.

Las últimas novedades tienen que ver con la instalación en todos sus establecimientos de puntos de recarga gratuita para vehículos eléctricos e híbridos, acción en consonancia con la estrategia medioambiental del negocio, o la apertura de un beach bar a pie de playa del pueblo, junto a las cuevas. Un plus de hamacas y mojitos.

Descubre aquí los nombres propios de las habitaciones de otros hoteles.

Datos de interés

Habitaciones:

dobles: 3, dobles especiales: 8, triples: 1, junior suites: 4, suites: 2;
todas con calefacción, aire acondicionado, camas kingsize, Tv color, monitor plano de TV LCD/Plasma, radio, caja fuerte, minibar de pago, habitaciones no fumadores, albornoz, secador de pelo


Instalaciones:

Salida a las 17 horas, garaje, jardín, piscina exterior, piscina climatizada, tenis, salas de convenciones con capacidad para 30personas , gimnasio, sauna, Spa, salón de estar, transporte al aeropuerto, piscina infantil


Comidas:

bar cafetería, restaurante, restaurante al aire libre


Niños:

servicio de canguro


Mascotas:

admitidas


Cierra:

Nunca.

Tarifas

 
Precios Orientativos

Hab. doble

155 €

Suite

249 €

Desayuno

incluido

 

Tarjetas de crédito: AE, DC, EC, MC, V, 6000

 

IVA (8%) no incluido

 

Crítica de Fernando Gallardo

El matrimonio Lezcano, aficionado a la decoración, ha habilitado esta arquitectura mediterránea de muros blancos y ha colmado de mimo sus interiores. El resultado: un rincón exclusivamente pensado para descansar.
La casa se ubica en un pueblecito de pescadores junto a una hermosa playa y el parque natural de Cabo de Gata. Sus habitaciones, confortables y generosas en equipamiento, se han decorado de forma individual, elegante y sencilla, y han sido bautizadas con los nombres de los colores del trópico o, lo que es lo mismo, con sus recuerdos de paraísos de postal : Cala Ermita, Baracoa, Aruba, Calarena, Malibú, Cadaqués... Todas visten suelos de mármol rosa, muebles de diseño, objetos de artesanía local y valiosas antigüedades. No disimulan la atmósfera playera, no hay porqué si el acomodo se destila con vista y las aspas del ventilador hipnotizan el sueño (con más encanto que el frío e invisible aire acondicionado, que también hay para poder elegir).
La obsesión de los propietarios por el silencio es tal que ni siquiera hay teléfono. La ausencia de lujos superfluos y ostentaciones crea un ambiente hogareño y apacible que invita a la siesta. Tres piscinas, una de ellas de hidromasaje, protagonizan el jardín, el lugar preferido por los huéspedes para disfrutar de un desayuno sorprendente por su variedad y presentación. ¿Hemos mencionado sus torrijas rellenas de mermelada? Un pecado de buena mañana.
En el edificio anexo se ubica un centro de salud y belleza con hidromasaje y sala de mesoterapia, baño de vapor, sillones de masaje y gimnasio. ¿Qué más se puede pedir?


LO MEJOR:

El silencio, del cual se hace virtud en toda la casa. Aun cuando pueda parece molesto el hecho de que los propietarios cierren a cal y canto la entrada durante las horas de la siesta. Los desayunos, que son la obsesión prioritaria de Lidia Griffith. El español ofrece fruta fresca, bollería, tortilla de patatas y jamón serrano. El inglés lleva muffins. El mexicano, la inigualable tortilla de maiz. Y así hasta una docena de variedades.


LO PEOR:

El spa resulta algo oscuro. Para la cena hay que reservar mesa antes de las 19,30 horas, so pena de quedarse sin ella. Los huéspedes no pueden llevar invitados, lo cual puede parecer a muchos algo insólito.


HABITACIONES RECOMENDABLES:

Cualquiera exhibe una refinada propuesta decorativa y ambiental. La denominada Cadaqués recuerda a Dalí con sus tonos rojos carmín y su cama de forja. Baracoa, cuna natal de Lidia, la propietaria, evoca los verdes y azules de esta playa cubana, ventilador tropical incluido. Malibú ofrece vistas sobre la terraza. Isla de Aruba exhibe en sus paredes conchas marinas pintadas y un ambiente caribeño inconfundible.
Las nuevas suites y las siete villas de los dos edificios cercanos.


HABITACIONES CON VISTAS:

Al mar abierto de Agua Amarga, en el horizonte. Porque el hotel no se encuentra en primera línea de playa, y el mar se adivina por encima de la valla trasera.
Mejores vistas si cabe desde los otros establecimientos.


COMER:

Cenas románticas en el restaurante La Villa, contiguo al hotel. Platos sofisticados, bien presentados, en consonancia con un escenario de mesitas al borde de una piscina iluminada.


ALREDEDORES:

Playa de Agua Amarga. Carboneras, castillos y faro de Roldán desde el que se divisa una bellísima perspectiva (10 km). Mojácar (28 km). Antigua mina de oro de Rodalquilar, playa (30 km). Vera, iglesia parroquial, ayuntamiento y alfarería (30 km). Sorbas, sus casas colgadas recuerdan a las de Cuenca (30 km). Parque Natural del Cabo de Gata (40 km). Destaca por su blancura, situada sobre un cerro, Uleila del Campo (45 km).


ACTIVIDADES:

Centro de Buceo Agua Amarga. Actividades submarinas, cursos de biología marina, arqueología subacuática... Vela Ligera en catamaranes y windsurf. Calle Aguada s/n. Agua Amarga.


El hotel recomienda

En un hernoso enclave natural con un paisaje desértico de aire africano se encuentra Mikasa, este pequeño oasis, a 200 metros de la playa de Agua Amarga, pueblo de pescadores. Varias casas de arquitectura andaluza, de color blanco y muy luminosas, forman un complejo, que aunque no es muy grande es muy completo.

Se puede desayunar en el jardin, bañarse en una de las dos piscinas, hacerse un tratamiento antiestrés en el SPA, jugar un partido de tenis, tomar un delicioso cóctel en una de las terrazas y cenar en nuestro restaurante de cocina internacional. Mikasa es el sitio ideal para pasar unos dias de descanso y tranquilidad en el Parque Natural de Cabo de Gata.

Opiniones




Excelente lugar, muy acogedor y tranquilo,la comida inmejorable, tanto el desayuno como la cena, todo buenisimo. Muy atentos y amables en el trato personal, la habitacion llena de detalles. Ideal para desconectar de todo. Ha mejorado nuestras espectativas.

supernenita_83@hotmail.com, 15/11/2012

Como anfitrion de la zona, decidi ir a reservar unas habitaciones para unos amigos/clientes de mi empresa en este hotelito con encanto en el centro de AA, cuando mi sorpresa cambio al descubrir el buen trato con el que me recibio el dueño del hotel, hablando mal a sus empleados. Entré en bañador, camiseta y chanclas y despues de esperar a que terminar de hablar por telefono, me dejo con la palabra en la boca.

mishitco@hotmail.com, 08/10/2012

Nuestra entancia fue en agosto de este año. Llegamos con mucha alegria y se nos terminó en el momento que entramos en el hotel. Lo que nos dieron no es lo que reservamos. El trato que nos dieron dista mucho de ser el más adecuado. Y, para colmo, el último dia a la salida le dijimos si nos podiamos quedar en la piscina un rato despues de dejar la habitacion, a las 12, y nos diejron que no.

asesoria_maria@hotmail.com, 14/09/2011

Mi pareja y yo estuvimos alojados hace unos días en una preciosa junior suite de Mikasa Suites y la verdad sólo tengo palabras de agradecimiento: desde el primer momento, al tramitar la reserva por teléfono, todo fueron facilidades (incluso a la hora de cambiar más tarde los días de nuestra estancia por un contratiempo). Una vez alli, reconozco que me pareció más bonito y con más comodidades de las que se ofertan en la web (no seré yo quién desvele nada). Se estaba tranquilo y en la gloria.

Dimos buena cuenta de los desayunos que, además de variados y completos, ofrecían materias primas de primeras calidades (bollería tipo francesa, frutas, tostadas de varios panes, queso fresco, muffins, etc.), y desde luego no observé limitación ya que, excepto los cafés, lo demás era tipo bufé.

Podría extenderme hablando de la habitación, la terracita particular, las vistas, pero creo que hay que dejar alimento a la sorpresa. El único bemol que le encuentro (pues no hay nada perfecto) es que hay que coger el coche para todo (en Carboneras hay buenos sitios para comer...). Sería ideal un servicio de habitaciones (puestos a pedir), ya que lo que ofertan en la web de gastronomía no funciona habitualmente y no está muy organizado. Eso sí, el personal es amable y cualificado, con modales naturales y amigables.

sylvie_82@hotmail.com, 15/09/2009

Calidad y savoir faire. El día ha llegado: empezamos nuestras vacaciones de verano. Teníamos reservada una villa con capacidad para seis personas en Mikasa Suites & Spa del 6 al 13 de agosto. Después de 1.000 km de coche, llegamos a Mikasa sobre las 7 de la tarde. El gerente/propietario nos enseñó el adosado antes de darnos las llaves. Según vaciábamos el coche para instalarnos, el gerente/propietario observó que llevábamos un gato con nosotros (4 personas) y nos dijo que bajo ningún concepto se admitían mascotas, salvo en una habitación (prohibición no mencionada ni en su página web, ni en las condiciones de admisión). Después de discutir a la puerta de la calle, le pedimos soluciones a lo que nos respondió ofreciéndonos la devolución del dinero. Respondimos que nosotros no queríamos la devolución del dinero, ya que eran nuestras vacaciones y queríamos disfrutarlas. En vista de que el dialogo no era tal, decidimos dejarlo y salir corriendo a la búsqueda de un alojamiento al menos para esa noche. Debo decir que fue una experiencia realmente traumática para toda la familia. Como en realidad no llegamos a instalarnos ni a disfrutar del alojamiento, no puedo opinar sobre las instalaciones pero debo admitir que la decoración era cuidada y de apariencia bastante buena. Qué menos, dado el precio pagado (3.010 euros por una semana, únicamente alojamiento). Lo que si tenemos claro es que situaciones como ésta demuestran que la calidad y/o el confort de las instalaciones no son suficientes si detrás de todo ello no existe un savoir faire, una aptitud de calidad total: la calidad y el servicio a la clientela no se demuestran únicamente porque la decoración la ha realizado un(a) diseñador(a) y el sofá no es de eskai. No se debe olvidar que estamos tratando con personas. Y no hablo desde el convencimiento de que el cliente 'siempre tiene la razón'.

ana.dominguez-aguirre@ec.com, 01/09/2008

Mi marido y yo nos hemos alojado varios años en este pequeño hotel con encanto. Y, como su propio nombre indica, su saloncito y terracita (todo diminuto) son encantadores. Las habitaciones no tanto, pero todos los años pedimos Baracoa por sus vistas y porque es la menos pequeña. El desayuno, aunque escaso, es muy rico y casero. Ya digo que hemos repetido año tras año aun soportando las restricciones, a nuestro parecer excesivas: pago previo, no visitas aunque sea para tomar una copa en la terraza para charlar con amigos a la luz de las velas, no telefono móvil, estancia de un mínimo de 5 noches ... Hemos aguantado esa rigidez porque nos compensaba el relax del entorno. El problema llega cuando aparece la mala educación de quien se cree que porque tiene el hotel lleno en pleno mes de agosto y poca competencia en la zona puede tratar de manera grosera a unos clientes que se dejan más de 200 euros al día en su hotel (sin incluir los tratamientos del "eSPAcito").

rizos_rizos@hotmail.com, 22/08/2008

El sitio y las intalaciones son espectaculares. Lo mejor de las vacaciones, con diferencia, fue el baño diario en el jacuzzi exterior climatizado a la luz de la luna llena. Por lo demás, la habitación estuvo por encima de la media en limpieza y decoración. El desayuno, muy cuidado en cuanto a la selección de productos. Fruta de primerisima calidad, bollería casera y todo esto con unas espectaculares vistas al Parque Natural y al Mediterráneo. Un servicio impecable, ni empalagoso ni abandonado. Nos han ayudado en la gestión de reservas de nuestras actividades de tiempo libre, información del parque, etc...

vakalokadj_69@hotmail.com, 14/08/2008

Somos clientes de toda la vida, y por mi trabajo me veo obligado a viajar constantemente. Mikasa es realmente uno de los mejores sitios que descubrí hace años con mi mujer. El trato de todos los empleados es muy agradable, siempre dispuestos a lo que sea para que uno se sienta realmente a gusto. Y los desayunos..., qué croquetas, qué tortitas tan ricas..., y las torrijas y bizcochos, hechos como en casa. Mi momento preferido es darme un baño en una de las piscinas mientras mi mujer está en el spa. Al anochecer nos tomamos un cóctel. Este año,tuvimos el placer de visitar el otro hotel de la propiedad: miKasasuites. Qué paz, qué tranquilidad y qué vistas... Una terraza preciosa con vistas al mar. Y lo mejor es que puedo seguir tomando mi cóctel al pie de la piscina.

www.mitaika6@hotmail.com, 13/07/2008

Somos asiduos del hotelito. Hemos visitado muchos alojamientos en nuestra vida y la verdad es que éste es de nuestros preferidos. El desayuno es exquisito y variado. La tranquilidad está asegurada. Está ubicado en el mismo pueblo de Aguamarga a 2 minutos andando de la playa del pueblo. Es un acierto seguro.

rodriguezrjo@gmail.com, 22/06/2008

Estuve varias veces en este hotel cuando era el único de Agua Amarga. He repetido recientemente y, si antes el principal inconveniente era que el personal se limitaba a los dueños, y éstos con excesivo interés en agradar te hacían sentir realmente incómodo (porque se pagan más de 200 euros por sentirte invitado en la casa de un matrimonio), ahora se une el hecho de que el tamaño de las habitaciones sigue siendo reducido, lo que te obliga a pasar mucho tiempo en sus escasas zonas comunes. Allí caes sin posibilidad de despiste en las manos de tus anfitriones que, con una sonrisa más o menos natural, se dedican a pelotearte con sus inumerables noes: no al móvil, no a bañarse después de las..., no a llegar entre tal y cual hora. En fin, que yo me encuentro más a gusto en casa de mis suegros.

pradovega@gmail.com, 10/06/2008

Me he alojado en Agua Amarga este puente de mayo. La habitación  era espectacular por tamaño y decoración. El servicio, personalizado y atento (el director nos visitaba todos los días). El desayuno, pantagruélico y exquisito. La piscina y el jacuzzi exterior climatizado, perfectos. Repetiré en cuanto mi trabajo me lo permita.

marcallejon@hotmail.com, 06/06/2008

Ventajas VIP

Imprime esta página y preséntala junto con tu tarjeta VIP en la recepción del hotel

miKasa Suites & Spa

En este hotel, por ser socio VIP tienes derecho a:

Desayuno incluido en el precio de la habitación
Obsequio de bienvenida
Prioridad en la lista de espera
Circuito Spa para dos

(Estas ventajas están sujetas a la disponibilidad del hotel)

¿Quieres saber qué más privilegios obtienes al ser socio VIP de Notodohoteles.com? Pincha aquí

Favoritos Compartir
  Mapa del Hotel
publicidad
Favoritos Compartir

nuestros proyectos

           

notodohoteles.com es un proyecto de