TENDENCIAS :.
Campamentos nómadas con forma de tubo

El concepto no es nuevo. De hecho, la idea está inspirada en el popular dasparkhotel (alemán y austriaco) del artista Andreas Strauss, tanto en la forma -un conjunto de tuberías de cemento transformadas en habitaciones redondas donde dormir- como en la filosofía -campamento sostenible para jóvenes mochileros-, aunque el europeo tenga una vocación más experimental. Así es el Tubohotel, un singular alojamiento localizado en una huerta ecológica a las afueras de Tepoztlan, en el estado de Morelos, al sur de México DF. También en México, en la Riviera Maya, acaba de inaugurarse el tercer alojamiento de estas características: el TuboTulum Hostel.

Los nuevos usos de la micro-hotelería, de los podhotels y de construcción efímera son imprescindibles para entender estos proyectos, como el del Tubohotel ejecutado por T3arc, cuyo taller de arte y arquitectura se expande desde Cuernavaca con Alfredo Raymundo Cano al frente.

También el turismo eco-responsable y el valor de los materiales reciclados tienen mucho que ver. En tan sólo tres meses, la instalación de Tepoztlan contó con 20 tuberías de 2,10x3,00 amuebladas con cama queen size, escritorio, ventilador y espacio de almacenamiento bajo la superficie que sostiene al colchón. Más original aún es la manera en que formaron dos pirámides de tres tubos con escaleras fijas para acceder al tubo-habitación superior.

No hay que preocuparse por la temperatura, pues cada tubería responde al examen térmico. En cuanto al apartado de higiene y aseo, el hotel no puede asumir más lujos que el de proporcionar en el mismo recinto un par de cuartos de baño comunales con duchas con agua caliente. Sin embargo, si ofrece una piscina frente a las tuberías y próximamente un bar-coctelería y un restaurante.

El desembolso no pasa de los 42 $ por noche los 365 días del año. Sin ser el sistema de voluntariedad tarifaria del dasparkhotel, parece una cifra razonable para la clientela del Tubohotel, un establecimiento rápido y fácil de construir, barato, sostenible y del todo sugerente. Por su parte, el tubo doble del TuboTulum ronda entre los 27 y 35 euros la noche, desayuno y wifi incluidos, más 4 euros al día si quiere bici para pedalear hasta la playa, a un par de kilómetros, hasta los restos arqueológicos mayas o hasta los espectaculares cenotes de alrededor.

 
Busca tu Hotel
 
ELIGE TU DESTINO
SELECCIONA TU PLAN
 
Reserva tu hotel
 
Reservar
 


Favoritos Compartir


nuestros proyectos

       

notodohoteles.com es un proyecto de


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el an�lisis de sus h�bitos de navegaci�n. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuraci�n u obtener m�s informaci�n en nuestra Pol�tica de cookies.

X