ARTÍCULOS :.

Un modelo de hotel importado de Japón que alquila habitaciones por horas

Luces de neón, láminas de escenas eróticas y otros detalles ambientan los encuentros amorosos en las habitaciones de los love hotels.

Love hotels en España

Notodohoteles.com . 17 de mayo de 2011

Lunes, 16.20 horas. Una mujer con gafas de sol sale de la autopista y, sin bajarse de su coche, introduce el número de reserva de su habitación en la máquina de check-in automático de un hotel. Cinco minutos después, un BMW conducido por un hombre encorbatado entra por la misma puerta. Ella se atusa el cabello frente al espejo esperando a que llegue...

No es la primera página de una novela. Cada día, a cualquier hora, los hoteles acogen encuentros amorosos de lo más variopinto. Parejas de mileuristas sin posibilidades de emancipación, ejecutivos y secretarias, casados infieles, divorciados y solteros en su día de suerte... Los hoteles han sido y son refugios más o menos discretos para olvidarse de todo y entregarse a los placeres más ocultos.

Lo de alquilar una habitación por horas para retozar entre sábanas prestadas no es nada nuevo. En los tiempos en que en la recepción de los hoteles se pedía a las parejas el libro de familia a la hora de hacer el registro, se hacía de tapadillo. En la actualidad, esta practica queda legalizada por los gobiernos de las comunidades autónomas que apuestan por la liberalización del régimen de alquiler de habitaciones hoteleras.

Ahora bien, una cosa es el uso diurno que ofrecen muchos hoteles de ciudades frecuentadas por hombres y mujeres en viaje de negocios como Madrid, Barcelona y Bilbao, y otra la categorización explícita de un alojamiento como love hotel, un término importado de Japón que viene a suavizar las connotaciones de otros más nuestros, como motel, hotel de paso o picadero.

En Brasil y México se llaman moteles, aunque los alojamientos que más se asemejan a los que aquí nos ocupan son los hoteles transitorios argentinos. Popularmente conocidos como telos, ofrecen una ambientación temática que responde a fantasías de diversa índole, eso sí, sin llegar a las perversiones niponas de las jaulas y las cadenas.

En España, a juzgar por el tipo de alojamiento para el amor que se oferta, practicamos un sexo más estándar, sin tematizaciones y con lujos que no se tienen en casa como jacuzzi, cama de agua, control lumínico centralizado y revestimiento de espejo para las paredes. Más que los juguetes sados, lo que venden estos "hoteles para parejas" es sofisticación, limpieza y, sobre todo, discreción.

En un love hotel, un huésped jamás se cruza con otro. Tanto el check-in como el check-out están informatizados y pueden realizarse sin bajarse del vehículo.

A las afueras de Madrid, Zouk Hotel amplía la carta de servicio de habitaciones con juguetes eróticos que se entregan convenientemente empaquetados. También a pie de carretera, el motel Los Peñascales ofrece dos tarifas, una por noche y otra para estancias de cuatro horas.

En Barcelona es más frecuente encontrar este tipo de alojamientos en pleno casco urbano. Es el caso de la França, HRegàs, o 5continentes. En la autovía de Castelldefels el motel Puntcatorze alquila sus habitaciones sin límite ni recargo por tiempo desde 48 €.fin

  

ver todos los extras
 
Busca tu Hotel
 
ELIGE TU DESTINO
SELECCIONA TU PLAN
 
Reserva tu hotel
 
Reservar
 


Favoritos Compartir


nuestros proyectos

           

notodohoteles.com es un proyecto de


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.

X