Jardines de hotel en otoño (13/10/2008)

  • Facebook
  • Twitter
  • Compartir
Anterior Siguiente
Artículo Jardines de hotel en otoño

"Ha llegado el otoño. Mi jardín lo sabe" nos confirma Maica Iglesias desde el Pazo Cibrán. Bien plantado de camelias, perales y manzanos, el jardín que acompaña a este pazo familiar del siglo XVIII está bonito durante todo el año, pero en los meses de otoño se tiñe de amarillo, rojo y naranja creando una atmósfera melancólica y dulzona propia del paisaje enxebre.

Recoger kakis que después se servirán junto a las feixoas del desayuno, leer a Rosalía de Castro junto a la fuente, recoger castañas para asarlas en la lumbre al atardecer, disfrutar del sol otoñal sobre una tumbona... Todas estas propuestas y algunas otras en la oferta otoñal de Pazo Cibrán.

Más que un jardín, un bosque privado con escondites mágicos, rincones románticos y caminos que se abren entre la espesura, alumbrados por farolillos, acompaña a Alfoz de Rondiella. Este otoño, podrás perderte en la finca de 7.000 metros cuadrados en la que se encuentra este hotelito familiar y acogedor del valle asturiano de San Jorge, a un precio muy interesante. Además, podrás elegir entre una cena tradicional asturiana o una mariscada para dos. Descubre el otoño gastronómico de Alfoz de Rondiella aquí.

Un bucólico paisaje de estanques, fuentes, setos y árboles centenarios conforma el jardín del hotel Pazo Libunca, que se disfruta especialmente durante un paseo matinal bajo las palmeras de evocación indiana, o entre los cedros y magnolios centenarios. Es obligatorio que completes tu estancia en el pazo con la típica mariscada regada con Ribeiro. Reserva el paquete gastronómico de Pazo Libunca aquí.   

Un jardín de 1.000 metros cuadrados pulido de césped, rosales, eucaliptos, castaños de Indias y otros árboles centenarios de hoja caduca realza el carácter parisino del hotel AC Santo Mauro, instalado en un palacete de 1894 del barrio madrileño de Chamberí.

Subrayada por el sonido del agua que nutre las fuentes, la tranquilidad que se vive en este jardín, diseñado por Ibáñez, resulta insólita en una zona tan céntrica y dinámica de Madrid. Tal vez por ese motivo Gwyneth Paltrow lo recomendara en su programa sobre gastronomía española para la televisión estadounidense, Spain on the road, como el lugar perfecto para disfrutar del mejor desayuno de España. 

El hotel Torre del Remei está rodeado por un jardín de dos hectáreas diseñado por Manuel Colomines. Recorrer el paseo de los tilos, acercarse al lago de los nenúfares, descubrir las más de treinta especies que pueblan el jardín, o simplemente sentarse en un banco para ver cómo cambia el paisaje y cómo la cima del Puig de Saneja va cubriéndose de nieve, son algunas de las propuestas que los propietarios de Torre del Remei hacen a sus huéspedes. Además, en el jardín hay un huerto de frutales y hortalizas que merece la pena visitar. Ver oferta otoño en los Pirineos aquí.

Un romántico jardín rodea a la Pousada Santa Marinha, instalada en el monasterio agustino del mismo nombre, del siglo XII. Los macizos de boj y camelias, los madroños, los tejos y los acebos dan la nota de color a la piedra del claustro y de las fuentes. Con más de treinta especies arbóreas catalogadas, el jardín invita a realizar una ruta botánica guiada de las que organiza la pousada cada sábado.

En el siglo XVIII los monjes de la orden de San Jerónimo construyeron el lago en el que ahora nadan los peces y el canal de granito que atraviesa el bosque y suministra agua a la piscina de la pousada y a un antiguo molino de la finca.    

A un lado se encuentra una plantación de naranjos típica en los monasterios y quintas agrícolas portuguesas. Y, al otro lado de la cerca, el paisaje del Parque Nacional de Penha, con sus senderos flanqueados por castaños que se adentran en el bosque. Ver la promoción de Pousadas para los fines de semana de octubre y noviembre aquí.

Inmersa en el parque natural de Sintra-Cascais, la Quinta do Río Touro ofrece un jardín subtropical sembrado de pinos, eucaliptos, perales, aguacates, limoneros, bananos, damas de noche y así hasta siete mil especies autóctonas y exóticas. Todas las frutas y verduras que provienen de las plantaciones han sido cultivados sin pesticidas, según las normas de la agricultura biológica.

En la cara norte de la sierra de Cuera, el otoño colorea los arces, los robles y otros árboles autóctonos en tonos rojizos, dorados y amoratados. Los arbustos se cargan de bayas para tentar a los pájaros. El jardín del hotel El Habana presume de sus bellezas en estos meses. Sirio Sáinz, el propietario de esta típica casona asturiana lo sabe bien, pues recibe a diario a curiosos que se cuelan en su finca por la portilla del fondo y se hacen fotos bajo su pérgola. Mientras, los huéspedes pueden recoger castañas, avellanas y nueces durante su fin de semana en el Habana.

Nada menos que 5.000 metros cuadrados de jardín botánico, fuentes, especies centenarias y estatuas rodean al hotel Duques de Medinaceli, una señorial casa-palacio del Puerto de Santa María.  

En el hotel Huerto del Cura los espacios ajardinados, de 13.000 metros cuadrados, convergen con el palmeral de Elche -declarado patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-. Además de las palmeras, crecen en el Huerto del Cura otros cultivos típicos del Mediterráneo español, como limoneros, naranjos, granados, algarrobos y azofaifos, junto a otras de clima subtropical. De la fachada principal de la casa parte el paseo Túnel de la Salomónica, por el que se accede a un estanque y a la rocalla, con una impresionante colección de cactus y plantas crasas procendetes de los más variopintos lugares del planeta. Tómate un respiro en este hotel y visita el Jardín Artístico Nacional Huerto del Cura, presidido por una palmera Imperial de ocho brazos y más de 170 años.**fin**

La opinión de
Fernando Gallardo

Fundador de notodohoteles.com

Hacienda Zorita

Hacienda Zorita

La nave de crianza Durius, desde 1843 empleada como almacén de harinas, guarda hoy en su interior 1.450 barricas de roble nuevo francés Allier con caldos procedentes de los viñedos que la firma...

Discapacitados para la comodidad

Discapacitados para la comodidad

Jamás daré crédito a un plan de destrucción arquitectónica por ser accesible, ni a una normativa que obligue a colocar una rampa cuando la pared invite a gatearla. 

Flamenco en Madrid
Notodo.com

Flamenco en Madrid

El Centro Cultural de la Villa busca el duende en el festival multidisciplinar Flamenco Madrid.

PHOTOESPAÑA 2015
lafabrica.com

PHOTOESPAÑA 2015

Vive la fotografía en Madrid, Alcalá de Henares, Alcobendas, Cuenca, Getafe, Lanzarote y Zaragoza.

Más de cien exposiciones para todos los gusto. Consulta el programa aquí.

Club Vip