Hoteles boutique en NYC (20/09/2010)

  • Facebook
  • Twitter
  • Compartir
Anterior Siguiente
Artículo Hoteles boutique en NYC

De ambiente exclusivo y de trato personal, los hoteles boutique de Nueva York resumen toda la bohemia urbanita y las últimas tendencias en diseño y decoración que soplan en la ciudad de los rascacielos. Son espacios únicos, pequeños y estilosos por los que merece la pena rascarse el bolsillo para conocer in situ la cara más cool&chic de la Gran Manzana.

Los últimos en llegar

En el emergente Meatpacking District, antiguo barrio donde se descargaba la carne desde el puerto, hoy reconvertido en el nuevo Soho, aparece la última sensación en hotelería boutique de campanillas dentro de la ciudad. The Standard es un proyecto liderado por el gran pope de este negocio en la actualidad, André Balazs. También con hoteles en Los Ángeles y Miami, el audaz empresario hotelero corona -literalmente- con su coloso de cristal la reconversión del High Line, una antigua línea elevada de ferrocarril transformada en animada zona verde. Sobre las vías, la estructura abierta sostenida sobre pilotes recuerda a los trabajos de Le Corbusier o al del mismísimo edificio sede de la ONU. Las habitaciones con cristaleras de suelo a techo, promocionadas con ánimo voyeur, confirman lo que ha supuesto la llegada de este hotel a Nueva York: la enésima revolución.

Deudor de este espíritu, la cadena española Room Mate dirigida por Enrique Sarasola puso su pica en Flandes al conseguir abrir su hotel Grace. Poco tiempo después, entre los favoritos en el recorrido trendy de NYC. Precios imbatibles para Manhattan, ambiente desenfadado, espacio multifuncional donde no faltan las fiestas y las presentaciones a ritmo de dj, dimensiones ajustadas, y las señas de identidad que han hecho famosa a la marca de la manzana verde son sus credenciales. Su piscina interior, con música subacuática y barra de bar integrada en el vestíbulo, es todo un puntazo.    

Los históricos 

Dicen que el pistoletazo de salida lo dio el hotel Morgans, inaugurado por Ian Schrager, empresario y creador de la legendaria discoteca Club 54, en 1984. Situado en Madison Anvenue, el Morgans rompió moldes con su atrevida decoración, firmada por el artista francés Andrée Putman. Su éxito animó a Schranger a encargar otros extravagantes proyectos hoteleros para la ciudad. Para ello contó con otro diseñador francés de desbordante imaginación, Philippe Starck, cabeza pensante del hotel Hudson. No es éste unos de los hoteles más estrafalarios de Starck. Alejada de los juegos de efectismo visual con los que el genial diseñador francés ha ambientado otros hoteles neoyorquinos como el Royalton, propiedad también de Ian Schrager, su estética atrapa por su madurez, elegancia y refinamiento.

En el barrio de Grammercy hay un recoleto parque privado al que asoma un hotelito del mismo nombre convertido en un retiro de lujo vanguardista por. otra vez, Ian Schrager. El legendario Gramercy Park Hotel abrió sus puertas en 1925. Frecuentado por artistas bohemios y actores, en él se casó Humphrey Bogart. Ahora ofrece 185 elegantes habitaciones decoradas con los tonos empleados en las pinturas del renacimiento, con muebles, alfombras, tapicerías y telas que recrean aquella época. Impresionante el club privado que Schrager ha montado en la azotea del edicio, con una zona chill out techada y una terraza ajardinada al aire libre, todo ambientado con cientos de pequeñas bombillas que cubren tortalmente el techo.

Los imprescindibles

La más refinada expresión de la hotelería high tech en Nueva York se llama TriBeCa Grand Hotel. Es moderno, pero formal. Innovador, pero clásico. Al igual que su gemelo, el Soho Grand Hotel, dos manzanas más allá, aquí se paga fundamentalmente el diseño, la novedad de un escenario para ver y ser visto.

También en el Soho, The Mercer es un hotel de diseño minimalista equipado a la última y con un servicio repleto de detalles: prensa en la habitación a primera hora de la mañana, neceser con productos de la marca de cosméticos Face Stockholm, aperitivos delicatesen de Dean & Deluca -el supermercado más chic de Nueva York- en el minibar, etc. Hotel André Balazs, para más señas.

Broadway acoge otro templo del diseño contemporáneo imprescindible en esta lista de los hoteles más enrollados de Nueva York: el W Times Square de la cadena Starwood. La escenografía montada en sus espacios comunes redunda en los juegos de luces y el mobiliario de firma. Minimalistas y equipadas al detalle, como es costumbre en esta cadena, las habitaciones disfrutan de increíbles vistas nocturnas sobre las calles de Broadway.

Una de las propuestas más trendy de la ciudad es el hotel Gershwin, en el centro de Midtown. De ambiente juvenil y desenfadado, su decoración es un homenaje al pop-art y reúne una discreta representación de la obra de Lichtenstein y Warhol.

También hay en Nueva York hoteles temáticos como el Library New York. Emplazado en la calle 41, muy cerca de la Biblioteca Pública de Nueva York, el hotel estructura sus espacios por el sistema de catalogación empleado en las bibliotecas. Cada planta es un tema y cada una de sus 60 habitaciones una materia identificada con su correspondiente signatura. El hotel Giraffe es un hotel boutique situado en las inmediaciones de Madison Park. Más que por su decoración, cuidada pero al mismo tiempo sencilla, sorprende con detalles como la invitación a vino y queso para los clientes, a última hora de la tarde, en el lobby del hotel. Uno de los espacios más concurridos del Giraffe es la terraza ajardinada de la última planta, ideal para tomarse un cóctel nocturno en primavera o en verano.

En el ya mencionado Meatpacking District se encuentra el Gansevoort, un hotel hip diseñado por el mismo equipo que impulsó los hoteles New York’s Library y Giraffe, que alberga en su última planta una piscina, también disfrutable en invierno gracias a su capota y a su climatización, con vistas panorámicas a los rascacielos y al río Hudson. En las habitaciones, además de revistas de moda y botellas de agua Voss, el huésped encontrará un kit erótico de viaje, con preservativos y un vibrador.

Otros hoteles boutique de NYC

The Bryant Park Hotel, On the Ave Hotel, Night Hotel, Alex Hotel, hotel On Rivington, Mandarin Oriental.

La opinión de
Fernando Gallardo

Fundador de notodohoteles.com

Villa de Sallent

Villa de Sallent

Aparte de la estación de Formigal, el valle de Tena está jalonado por pueblecitos con sabor a tradición, como Biescas, Escarrilla, Tramacastilla, Panticosa, Lanuza y Sallent de Gállego. 

IntraMuros
Notodo.com

IntraMuros

Tabacalera Promoción del Arte. Madrid

Los 20 de la Fábrica.
lafabrica.com

Los 20 de la Fábrica.

Rosa Ros, Toni Segarra y Telmo Gutiérrez son los protragonistas de los próximos homenajes organizados por La Fábrica con motivo de su veinte aniversario.

Ratings powered by TripAdvisor
Club Vip